AMBIENTE EDUCATIVO EN LA SALA DE ESTAR

¿Qué me encontré?

Sala de estar vacía tras la mudanza de «S» en la que quería destinar un rincón específico para crear un ambiente educativo a «A» desde cero que se ajustara a sus necesidades educativas actuales.

¿Qué propuse?

  1. Realizar un diseño completo del espacio, hablar de las necesidades de «A», de sus intereses educativos actuales y el momento evolutivo en el que se encuentra.
  2. Cambio de juegos y juguetes de «bebé» por otros más enfocados a las necesidades actuales y futuras de aprendizaje y desarrollo de «A». Que le permitan desarrollar distintos tipos de juego y puedan evolucionar junto con sus necesidades educativas. Principalmente, juguetes desestructurados que tengan múltiples funcionalidades de uso.
  3. Donar a alguna asociación infantil los juguetes de «bebé» que ya no son del interés de «A».
  4. Abrir un chat privado de «Telegram» junto con la interiorista donde estaremos en comunicación directa e iremos planteando los avances en la creación y el diseño de este ambiente educativo en la sala de estar: propuestas de distribución en planta para aprovechar bien el espacio y sus potencialidades, selección de mobiliario más adecuado y que encaje con el diseño estético y harmonioso del comedor y la sala de estar, tres ejemplos de cada para que «S» seleccione el que más le guste y se ajuste a su personalidad, etc.

¿Qué hicimos y con qué objetivo?

Conociendo la familia, las necesidades e inquietudes de «A» y su momento evolutivo; propusimos crear un ambiente educativo al lado de la zona de la TV, en la sala de estar, el cual tuviera 3 ambientes de juego integrados y estuviera delimitado por una alfombra en el suelo. Los ambientes que planteamos dentro del mismo rincón son: ambiente de lectura, ambiente de juego heurístico que evolucionará con el tiempo hacia un juego de construcciones y mini mundos y ambiente de arte y creatividad.

El objetivo principal era organizar el espacio integrando estos tres ambientes en un único rincón educativo, creando harmonía con la sala de estar y el comedor y aprovechando la luz natural al máximo.

El objetivo secundario que nos habíamos marcado era que «A» pudiera jugar con el material de juego y los juguetes de forma libre y autónoma o en compañía con «S». Cada material de juego tiene un lugar específico para poder usarse o almacenarse de manera totalmente autónoma y está seleccionado al detalle para evolucionar junto con ella, su juego y sus necesidades educativas y de aprendizaje.

Por último, también nos habíamos planteado ajustarnos a un presupuesto marcado por «S» y aprovechar un mueble de la antigua vivienda, el cual ubicamos en otro rincón concreto del comedor, ya que permitía versatilidad.

¿Cuál fue el resultado?